imagen

RINOPLASTÍA

Cambio en la forma estética de la nariz, en armonia con el rostro, asegurando una adecuada respiración.

El Cirujano Plástico Nasal es frecuentemente un Otorrinolaringólogo o un Cirujano Plástico, quienes motivados por su pasión en este campo, adquieren formación médico-quirúrgica. Ambas especialidades son complementarias teniendo que ver no solo con la parte nasal sino facial como un todo.

imagen
imagen
imagen
imagen

La rinoplastía puede ser derivado de una necesidad estética (rinoplastía estetica), como también de desperfectos en la respiración, ya sea congénito o derivado de un traumatismo (rinoplastía funcional).

Rinoplastía Estética: este es uno de los procedimientos más usuales en la cirugía plástica. Este tiene por objetivo modificar la apariencia de la nariz, armonizando el rostro en busca de un equilibrio estético con el resto de la cara. En este tipo de procedimientos se modifica la forma de la nariz, a través de la modificación de la punta y/o el dorso de la nariz.

Rinoplastía Funcional: este procedimiento tiene por objetivo corregir el funcionamiento respiratorio y estético de la nariz. Frecuentemente se interviene el tabique nasal o los cornetes nasales. Esta modificación afecta directamente a las dificultades respiratorias, corrigiendo frecuentemente los ronquidos.

Para ambos tipos de rinoplastía, el procedimiento en pabellón toma en promedio dos a tres horas.

El proceso de recuperación postoperatorio de la rinoplastía es usualmente breve y no conlleva mayores molestias. El paciente debe tener un reposo de 8 días para sus actividades normales y aproximadamente 1 mes para hacer deporte.

La técnica utilizada en la gran mayoría de los casos es cerrada, es decir, sin incisiones visibles. Dejando la técnica abierta para casos de narices traumáticas con grandes asimetrías y ya operadas.