imagen

LIFTING FACIAL

El nombre de este procedimiento proviene del verbo inglés to lift, que significa levantar, también se le llama ritidectomía o ritidoplastía.

Consiste en la elevación del tejido facial caído mediante diferentes técnicas quirúrgicas, y cuya función es darle un rejuvenecimiento y refrescamiento al rostro.

imagen
imagen
imagen
imagen

Lifting facial se denomina a el procedimiento que busca mediantes diferentes técnicas quirúrgicas, rejuvenecer y refrescar el rostro de los pacientes.

El nombre de este procedimiento proviene del verbo inglés to lift, que significa levantar. También es denominado ritidectomía o ritidoplastia.

Esta cirugía consiste en volver a posicionar los tejidos de el rostro (músculos, tejido graso y tejido blando) que con el paso del tiempo han cambiado de lugar o se han caído.

El lifting facial consiste en hacer una pequeña incisión detrás de las orejas de el paciente, por donde el cirujano puede traccionar los músculos y la piel, reposicionándolos y eliminando la piel que sobra.

Este procedimiento es aplicado en diferentes zonas de el rostro: área frontal, en las sienes, las mejillas, los pómulos y el cuello. Esto se determina según las necesidades de el paciente, en busca de un resultado natural.

Este cirugía no corrige en su totalidad las arrugas y cicatrices, existen otros procedimientos de rejuvenecimiento facial complementarios.

La cirugía toma entre dos y cinco horas en quirófano, dependiendo de el tipo de intervención que se realice.

El proceso de recuperación es relativamente rápido y su postoperatorio toma entre 10 y 20 días donde se le recomienda el paciente, permanecer en reposo o con actividad liviana.

Los resultados finales, se pueden apreciar en 3 meses, pero la mejoría notoria se produce desde el primer mes en adelante.